De lejos

junio 26, 2010

De lejos me llegan tus palabras, de lejos me llegan tus ojos, de lejos te siento y de cerca al mismo tiempo.

Y es que la lejanía no es sino una ola que baña la orilla de la playa, se retira, pero siempre regresa, en un retorno que no tiene tiempo, que está asido al presente con cintas de besos.

Cuando me siento sola  y te siento lejos, basta sólo una palabra, un letra, un poema, una coma, un acento, un pequeño paréntesis en el tiempo de éste encuentro. Y allí caben todas las memorias que te traen de vuelta, todos los recuerdos que te hacen presente…y en ese breve lapso, podemos reirnos, mirarnos a los ojos y sentarnos cerca, muy cerca.

Que maravilloso es saber que estás, que existes, que podemos seguir riendo juntos, partiendo los minutos en dos, compartiendo el sonido del viento, una canción y un trocito de cielo.

Y qué es estar lejos? sino un estar separados por memorias….

Y qué es estar cerca? Ser con el instante del pensamiento, estirar la mano, tocar la tuya, sonreir al mismo tiempo, mirarnos a los ojos en ese infinito minuto que se nos hace eterno.

De lejos soy, de lejos vibro…de lejos escribo unas letras que nos acercan, que se estiran meláncolicas en el Universo….que ahora se cuelan en tu alma y allí reposan, cansadas y llenas de sueños.

Anuncios

Detenida

junio 21, 2010

Me he quedado detenida en tu boca….ha sido algo tan extraño y a la vez hermoso, mi mirada ha quedado atrapada en tus labios, en sus comisuras, en su ternura, en su sabor, en sus besos no sentidos.

Y es como haber sabido que tu boca es el camino al cielo y también al infierno…y sin embargo permanecer en ella, en silencio, calladamente, sin decir nada, sin pensar siquiera.

Tu boca  de hombre, tu boca que rie, tu boca que habla, tu boca que seduce, tu boca que besa……tu boca prohibida, tu boca no mía.

Y es que mirando tu boca he imaginado sus besos, besos de algodón, besos de ángel, besos de azúcar, besos de lava, besos de fuego, un beso tuyo…….al aire, que vuele y llegue, que se pose en mis labios, que haga que te recuerde, un beso que me robe la calma, un beso tuyo, único, sublime, celestial.
 
Un beso que queme, que arda en llamas, un beso que regrese a tì desde mis labios que son también tuyos, un beso en Alfa y Omega, en el virtual espacio donde mis ojos te velan y te recrean.

Un beso de tu boca que me haga creer que la vida es más que ésta simple prosa, un beso de tus labios que me lleve a recorrer todo el espacio, un beso que me queme,  que me suba a la luna, que me haga volar sobre los cometas, que brille con las estrellas, un beso que muerda la razón, la conciencia, un beso que se instale en mi  alma y que de allí …nunca se vaya.

Entre tú y yo

junio 21, 2010

Mi querido amigo WO…..pensaba ésta mañana en el valor de la amistad, esa que vamos construyendo semana a semana, en minutos de encuentros tejiendo puentes de letras que nos permiten cruzar tú a mi lado y yo al tuyo.

Y en la sincronía de la vida que hizo que nos encontraramos en éste inmenso mundo virtual de chips y circuitos. Asi ocurrió, un día cualquiera, un click y quedamos conectados.

Tú allá en la Patagonia Argentina, yo en el centro de Europa….y asi nos hemos encontrado. Que suerte , no te parece?

Y recordando como ha sido el habernos encontrado y haber ido compartiendo esos raticos de letras, entre risas, frases, análisis filosóficos y espirituales, hemos ido forjando un lazo de unión, sí como el que tenía el zorro y el principito, nos hemos domesticado.

Y sabes qué? para aprender a quererte no necesité tocarte, ni verte, simplemente sentir que estabas allí,  navegar por tus líneas, compartir canciones, confidencias, bromas, y la vida misma….

La constancia de permanecer, de saber que día a día  podemos estar, porque al igual que las plantas, si la amistad no se riega perece, es la ley de la entropía, todo lo que no se nutre deja de existir, lo mismo pasa con el amor, debemos nutrirlo siempre, dar, estar, ser, compartir, sólo basta un minuto, una letra, una palabra, y es suficiente para seguir estando, existiendo.

Porque mi querido amigo WO,  no necesitamos edificar grandes castillos para querernos, ni tampoco armar inmensos altares, ni siquiera mirarnos a los ojos, basta con mirarnos a las almas y estaremos unidos. Es hermoso, no?

Y es que la amistad en su grandiosa elocuencia tiene muchas maneras de expresarse, sentirse, quererse. Y la amistad contiene en su casa al amor.

“Dulce amigo, dame tu mano y a tráves del tiempo deslicémonos….no hay nada que decir en ésta inmensidad del silencio, las palabras que salen de alma son sólo puentes tendidos a la espera de que los crucemos.

No importa que estemos lejos, ni tampoco que no podamos asirnos fisicamente, el brazo de la amistad nos sostendrá siempre que deseemos encontrarnos, asi sonreiremos con sonrisas de viento, caminaremos a la orilla del mar unidos en el pensamiento y con cada estrella extraviada del firmamento nos enviaremos un saludo, la veremos caer al mismo tiempo.

Amigo, estamos cerca, hoy, mañana y siempre, abre tu cofre de tesoros y búscame y yo haré lo mismo, seguro que asi siempre nos podremos encontrar.”

Recordar

junio 21, 2010

Qué sería de nosotros sin la capacidad de recordar?  Nuestra memoria es como un cofre de tesoros, donde guardamos experiencias felices y otras no tan felices o tristes, pero esas las menos afortunadas es mejor no guardarlas, he comprendido que lo mejor que podemos hacer es sólo reservar nuestro cofre para los tesoros, los tesoros del alma.

También guardamos imagenes impresas con la cámara del corazón, son esas que nunca se borran o se dañan, que siempre mantienen los colores intactos.

A éstas últimas las llamo el “fotos del alma”, porque son tan especiales y únicas, que no se parecen a ninguna otra que podamos tener incluso impresa en papel. Las fotos del alma permanecen siempre latentes, conservando toda su gracia y magia.

Entonces me puedo detener en esa imagen por largos minutos y deleitarme en ella, como la imagen de aquél día en el bosque con nuestro padre, cuando entre la hierba buscabamos insectos, cortabamos flores, corríamos, y eramos tan felices.

O aquella de cuando nació nuestro primer hijo y lo vimos llegar asi envuelto en su cobijita, con una carita tan dulce, trozo de alma y de carne nuestra, para nunca olvidar.

O la imagen del primer beso, dado a escondidas, unida a la sensación de la piel, la emoción de ese momento cuando nos sentimos únicos en el mundo.

Tantas cosas podemos guardar y atesorar en ese cofre.

Incluso imagenes de vidas pasadas, esas que nos llegan como flashes y que nos hacen reconocernos en otro cuerpo, en otra situación, en otro aprendizaje y evolución.

Dicen que  “Recordar es volver a vivir”, y es tan cierta esa frase.

Volvemos a vivir esos momentos y días tan maravillosos, donde lo mejor de nosotros vibraba en una frecuencia elevada, eramos UNO con el Universo y al mismo tiempo eramos Todo, y aunque no teníamos quizá conciencia de ello, si sentíamos que nuestro corazón nos guiaba y nos agasajaba con tan hermosas experiencias.

Hay personas que viven ancladas en sus recuerdos, sobre todo aquellas que han envejecido en soledad, las que ya nadie las visita, las que han sido incluso olvidadas por sus hijos, nietos, familiares, esas personas son las que pasan todo el día con su cofre de tesoros abierto, hurgando en su interior.

Y las hay que han sufrido tanto, que han olvidado incluso si alguna vez tuvieron un cofre de tesoros, esas personas viven con la memoria dormida, quizá esperando que algún milagro se las despierte.

No podemos vivir sentados ante el cofre de nuestros tesoros, la vida y el día a día tienen un encanto tan especial,  disfrutar lo que ella nos ofrece, vivir intensamente lo que sentimos, creer, compartir, ser cada día mejores, más humanos, bondadosos, saber dar sin esperar, decir ” Te quiero”, ser agradecidos, eso es lo que va creando las memorias, esas que iremos guardando en nuestro cofre.

Yo tengo mi cofre lleno y cada día guardo algo nuevo en él….una palabra, una sonrisa, un poema, un abrazo, un beso, una carta, un instante infinito de un Te quiero, una mirada,  un encuentro…..

Y tú?

Recordar es vivir, vivir es recordar quienes hemos sido, quienes somos y hacia dónde vamos.

” Recuerdo tus letras, esas que aladas venían a instalarse en mi alma en noches de desvelos, noches de luna, de música y boleros.

Recuerdo tus ojos suspendidos en el largo infinito, tu mirada que se hacia río y lava, calor sublime que bañaba mis pupilas, penetraba mi córnea y se disolvía en mi interior.

Recuerdo tu sonrisa, labios serenos y suaves, formando besos mojados para mi boca, creando espacios sin tiempo entre mis mucosas.

Recuerdo el tiempo en que fuimos, y también éste en que seguimos siendo, éste que ahora regresa a buscarnos, a reunirnos, éste lleno de aprendizajes y avances, donde todo lo maravilloso se conjuga, todo lo sagrado se confabula en un místico instante, un callado y dilatado momento de éxtasis, ese que tomé entre mis manos con sumo cuidado y amorosamente guardé en mi cofre .”

Marcus y Laetitia

junio 19, 2010

Marcus, centurión romano, Laetitia joven griega, ambos separados por las circunstancias y leyes de ese entonces, días de guerra, la guerra del Peloponeso,  sin embargo a su alrededor se tejió una hermosa leyenda, porque su amor fue más fuerte que todos los obstáculos.

Y cuentan  los que saben, que allá en Olimpia, debajo de  un olivo se amaron intensamente, uniendo sus almas para siempre, si alguna vez vamos a Olimpia y nos detenemos debajo de un olivo podremos escuchar sus voces:

Mi amado Marcus, mi corazón se entrega a tí en fervoroso vuelo hacia el tuyo, la luna que siempre nos observa sabe cuánto te amo y pienso, los cometas se han detenido en su caida sólo para alumbrar nuestros besos y desde la alta rama de éste olivo una lechuza nos hace compañia. Ven, no tardes, ansiosa te espero y te deseo, con éste amor que va más allá del tiempo, de ésta vida, de éste cuerpo…!

Laetitia,
poseerte, hacernos uno…besar tus labios,
sentir tu ardor, jugar con nuestra humedad,
presos del suspiro del amor hecho materia…
dentro de ti
dentro de ti
despiértame de éste sueño…

Hay amores inmortales, son esos los que sobreviven a los siglos, esos que atraviesan dimensiones, esos que son tan especiales y diferentes que tienen el don de la vida eterna, amores de almas gemelas, amores de reir y sufrir, de creer y saber, amores para evolucionar y aprender,  amores que regresan en tiempos de ascención,  amores que han sido UNO y lo seguirán siendo a lo largo del espacio infinito.

Conversaciones del alma

junio 18, 2010

Más allá del mar hay un sueño
sueño que se viste de luto, que anda de negro.
Se esconde entre la niebla y llora con el viento,
es un sueño sagrado, es un sueño profano.

Camina despacio, con pies de cansancio,
no para, siempre sigue su marcha, de día, de noche,
desde siempre, desde entonces.

Un sueño de letras, un sueño de magia,
que engarza palabras, conversaciones del alma.

**                     **                           **
Y entonces oí tu voz que decía: ¿ Dónde está el amor?
y en ese momento la luz se hizo, se encendió el sol
y desde mis ojos habló el corazón.

**                    **                            **
No vengas ésta noche, estaré desolado y ausente,
y no fuí, pero mi alma estuvo debajo de sus lágrimas que no paraban de caer
.
**                   **                               **

En  mil pedazos se descompuso tu rostro,
me agaché a recogerlo y me quedé atrapada en un trozo de cristal,
en ese desde donde me miraba tu ojo.
**                    **                               **
Está oscuro aquí, dijo tu boca
y mirastes alrededor,
yo seguí tu mirada, entre grises y nieblas,
y sin ver aún nada, distinguí un mañana.
**                      **                                **

El ave incierta cantó
sin tono ni voz,
y desde mi habitación me pareció
que cantaba un ruiseñor.
**                       **                               **

No vengas mañana, dijistes soltando una lágrima,
no vengas nunca, repetistes, dándome la espalda,
Y entonces emprendí el regreso, hacia el camino de tu alma.
**                           **                                    **

Te miré despacio, lentamente,
como queriendo fijarme en tus pupilas,
y al abrir los ojos pude ver con tu mirada.

**                            **                                      **

Arrastré mi silla y me senté dentro de tu corazón, en silencio me convertí en latido, en gota de sangre, en vena y arteria,  licuándome en tu sonrisa.

 **                             **                                      **

 

Amar desde las letras

junio 18, 2010

Amar desde las letras tiene un significado especial, porque es el mágico toque que surge de un sentimiento que es contenido por simples sílabas.

Vocales y consonantes se unen para plasmar la emoción del alma, de un alma que sabiendo que letras es todo lo que tiene las utiliza para dejar fluir la luz que la mantiene viva.

Amar desde las letras es amar con cada acento y coma,  es abrazar con cada punto y aparte, es besar en cada párrafo, es ser UNO y TODO, es permanecer escondido en cada trazo de letra, para asi desde lo oculto mirar a los ojos que nos aman a su vez.

Y entonces las letras se convierten en prosa, se disfrazan de versos, se hacen poema, canción y viento.

Se deslizan sigilosas dentro de los ojos del que las lee, diluyendose en la sangre, confundiendose entre hematocritos, plaquetas y albúmina….para silenciosamente ir a instalarse en el corazón, en un rinconcito cálido y dulce.

Amadas letras, sublimes mensajeras del amor, maravillosas compañeras de noches en vela, entre suspiros y distancia, entre tardeceres y amaneceres, entre fugaces estrellas se cuelan, se cuelgan de la luna, se dejan caer con los cometas, se convierten en tinta, en lágrimas, deseos y pasiones, en ilusiones, en esperanzas, en tiempos que no llegan y otros que se van….

Amar desde las letras,  enlazar mi A con tu B, formar nuestra C, navegar hojas de papel y también electrónicas, al compás del resbalar de la pluma, del resonar del teclado, amarte en lo que cabe en ellas, besarte con todas mis B, abrazarte con mis A, ser tuya en la eternidad con todas mis E, desde el Infinito lleno de I, desde donde ahora me dejo caer cual estrella nocturna, para adornar con mi luz  tus ojos que me leen.

Evolucionar

junio 3, 2010

Venimos a ésta vida, la que ahora tenemos, con una misión que cumplir, toda alma que regresa a éste plano material de 3era dimensión, viene con una lección que aprender y a su vez a enseñar.

Lo que pasa es que hemos perdido nuestra memoria kármica, esa que traemos de otras vidas, esa que aún tenemos pero que está  dormida en lo más profundo de nosotros, allí en la mente, en ese lado del cerebro donde guardamos todas esas cosas preciosas que volveremos a necesitar sin duda.

Somos almas viviendo una experiencia humana, y el alma como sabemos trasciende, no muere, cada alma tiene  en su haber un archivo evolutivo, ese que nos muestra cúanto hemos aprendido y evolucionado.

Pudiera ser que alguno no esté de acuerdo con mis palabras, está bien que asi sea, no todo el mundo vibra en la misma frecuencia, y eso es parte del evolocionar también, además cada persona tiene su propio ritmo de crecimiento.

Ayer me encontraba con un amigo que me preguntaba:  Qué crees tú de la no-inmortalidad?  le dije: no creo en la no-inmortalidad, porque creo que el alma es energía y ella trasciende, es la chispa divina, eso que nos mueve, porque sino todo sería tan simple, tan mecánico, venir a una vida a vivir y morir sin un sentido más allá de lo que aquí vivimos en ésta existencia, eso no me cierra …..

El me dijo: Después de la muerte no hay nada.

Está bien, no le iba a rebatir su argumento, porque no llegaríamos a ningún acuerdo, creo que hay que respetar todos los puntos de vista y eso es parte de la convivencia, lo maravilloso de la vida es la diversidad, de ella crecemos y nos nutrimos, la contraparte es lo que nos hace que validemos nuestras creencias, y eso es ya una gran cosa.

Cuando digo que creo en el alma inmortal, lo digo sin decir que creo en una determinada religión, la religión no entra en ésto, es simple experiencia vivida, simple deducción, de tantas lecturas, aprendizajes y conocimiento de otras vidas a través de la regresión.

Han escuchado hablar del Dr. Brian Weiss? y de su libro ” Muchas vidas, muchos sabios”?, se trata de ésto de la inmortalidad del alma, de las vidas que hemos vivido anteriormente, de las veces en que hemos reencarnado, yo personalmente he visto bajo regresión varias vidas, de las cuales algunas las he comprobado con datos ciertos.  Por eso cuando digo que creo en la inmortalidad del alma, lo digo porque lo sé de primera mano, por experiencia propia.

Sé que pensarán algunos que puedo estar loca, pobre demente, no sabe lo que dice, sí, eso es normal que tendamos a pensar asi, sobre todo cuando nos encontramos con experiencias de otros que no entendemos y que nos sobrepasan, porque no están dentro de los patrones inculcados, no está computado dentro del ordenador cerebral que hemos asumido en nuestra socialización primaria y secundaria, y cuando algo nos sobrepasa, es mejor olvidarlo, negarlo o simplemente ignorarlo.

Puede ser que en otras culturas como la hindú no sea asi, hasta los niños creen en la trasmigración de las almas y es un tema tan normal como cualquier otro para nosotros.

Si creo en que mi alma es inmortal entonces el temor a la muerte desaparece, y ya la vemos como algo que no atemoriza, esa vacuidad de ese otro lado, deja de aterrorizar para pasar a entender la vida de otro modo, más sublime, más especial, con otro sentido, si entendemos que lo que dejamos aquí es el cuerpo, la materia que se descompone, entonces sabremos que siempre nuestra esencia, el hálito divino, perdura y permanece, porque el mundo, el planeta evoluciona y nosotros con él.

Ahora estamos viviendo un proceso de  expansión de la conciencia,  estamos alimentando nuestro interior  y expandiendonos hacia afuera, irradiando energía,  esa energía que nos lleva a querer saber, aprender, evolucionar, y que es evolucionar sino progresar, desarrollarse, avanzar, lo contrario es involucionar, que significa destrucción, retroceso, degeneración.

Al expandir nuestra conciencia sabemos que no somos sólo materia sino alma, y de eso se trata,  de ser seres con alma, un alma que crece y evoluciona, no podemos seguir atados a un reduccionimos material que nos hace adorar sólo el físico, lo que está por fuera, lo que se ve,  lo que envuelve a nuestra alma, el cuerpo humano, que no es más que la envoltura del alma, de esa alma que nos hace ser distintos, que nos alienta y nos hace vivir una vida volcada a cultivar el interior  y no el exterior.

Cada vez más hay más personas despertando, cada día más hay menos dormidos,  y es algo maravilloso, en la medida que podamos despertar muchos, nuestro planeta será un planeta mejor, porque habremos despertado al amor, a la hermandad, a la generosidad y el agradecimiento.

Evolucionar es siempre  buscar la luz interior, esa que brilla encendida en nuestros corazones, y que sólo es posible mirar con los ojos del alma.