Otras Vidas

julio 29, 2010

Para algunos el tema de otras vidas pudiera parecer algo imposible, extraño o díficil de creer. Está claro que no todos creemos en vidas anteriores, ni en la reencarnación, pero para los que sí creemos y además podemos experimentar ver esas esas vidas a través de regresiones, ya sean autoinducidas o inducidas por alguien experto en el tema, se nos abre todo un mundo lleno de enseñanzas que nos permiten conocernos más y saber el porqué de muchos caminos que hemos andado y que estamos andando en ésta vida.

Volver a tiempos remotos, ver y sentir lo que nuestras almas sintieron en esa experiencia humana….siempre será algo que nos enriquezca el espíritu y nos llene la vida de lecciones maravillosas que podamos aplicar en ésta reencarnación que vivimos actualmente.

Una de las razones por las cuales nos beneficiamos de conocer vidas pasadas, es que tenemos en muchos casos cosas que sanar, dolores, traumas, tristezas, etc….y conociendo vidas pasadas podemos descubrir la raíz y el origen de esos dolores del alma y a veces del cuerpo también, son dolores que somatizamos, quizá en función de algún recuerdo doloroso de una vida pasada. 

Si han leido al Dr. Brian Weiss, cuyo primer libro “Muchas vidas, muchos sabios”, entederán lo mucho que nos ayuda a ver más de cerca el tema de vidas pasadas y la sanación que logramos al poder conocer y entender esas vidas anteriores. El Dr. Weiss en un comienzo también era un escéptico para éstas cosas, pero luego con una de sus pacientes comenzó a descubrir que bajo hipnosis esa paciente retrocedía más allá de lo que era su infancia, desde el útero materno pasaba a otra dimensión, plano o como deseen llamarle, y de allí iba a una vida anterior, eso le hizo profundizar más sobre éste tema y asi fue conociendo vidas pasadas de sus pacientes y el modo de ayudarle a curar sus traumas en la vida actual.

Para los hindúes el tema de la reencarnación es parte de su cultura, incluso los niños lo asumen desde edades muy tempranas como algo muy natural y parte de su cotidianidad. Pero en nuestra cultura occidental, estamos socializados desde pequeños a creer en aquello que nos de muestras tangibles de “realidad”, pero…qué es la realidad?  lo que puede ser realidad para unos no lo es para otros, la realidad es algo tan relativo, es un concepto que se crea a partir de lo que nosotros queremos crear y creer.

Yo he decidido creer en la reencarnación y en mis vidas pasadas y las de otros, y he estado trabajando en ello, con resultados bastante satisfactorios, en mis regresiones he podido ver no sólo mis vidas sino las de aquellos que han estado ligados a mí de un modo u otro. Y el poder ver y concientizar esas vidas me ha hecho avanzar aún más en mi camino y en mi misión de servicio en ésta existencia.

La sociedad en su afán de poder  y dominación nos aliena y no nos deja avanzar en el crecimiento interior. Estamos condicionados a creer y a ser lo que la sociedad nos impone con su rígido ” Deber ser”, imperativo categórico del cual ya Kant nos hablaba en sus libros. El deber moral o lo que se espera de nosotros, salirnos de ese deber significa convertirnos en desviados sociales, fuera de normas y reglas.

Y quién nos dice que todas esas normas y reglas que nos imponen en nuestra socialización primaria y secundaria sean la realidad o la verdad absoluta? no hay realidad sino la que nosotros mismos creamos y las verdades son todas relativas, van acorde a las realidades creadas por cada uno.

 Podrían entonces decir ustedes al leer mis líneas, que ésta realidad que yo siento y de la que les hablo, no es más sino mi propia realidad personal y no tiene que ser cierto, entonces habemos más de uno que compartimos en el mundo la misma realidad, creer en la reencarnación, experimentar y conocer vidas pasadas, no es algo que sólo yo siento o sé con convicción, es la realidad compartida por muchos que como yo creen en lo mismo.

 Pero cada quien debe vivir sus propias experiencias, cada uno debe decidir si avanza en la búsqueda de su verdad o se queda detenido en la realidad que conoce y que vive. A veces el miedo a lo desconocido paraliza y no deja avanzar, yo lo he vivido y por eso lo sé muy bien. He tenido períodos de estancamiento cuando el temor a “ver” más allá de mi realidad tangible y material, me ha impedido avanzar en un contínuo crecimiento, he necesitado ayuda de mis guias para poder seguir adelante.

El miedo nos ata y nos hace involucionar, es un apego a lo conocido, a lo cómodo, a lo que nos permite vivir en la tranquilidad y seguridad  sin alterarnos la vida, tener miedo a lo desconocido no es sino el apego a los patrones establecidos por la sociedad y por nuestros condicionamientos sociales. Pero que pequeño se nos puede hacer el mundo cuando no logramos avanzar y dejar el miedo atrás.

Estas palabras no quieren ser sino una reflexión, un pequeño paréntesis en la realidad condicionada…..tú eres libre de creerlas o no, es tu elección.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: